Noticias

¿La carrera que quiero, la que quiere mi familia o en la que puedo entrar?

      
Elegir en qué universidad queremos estudiar puede generar ansiedad y estrés
Elegir en qué universidad queremos estudiar puede generar ansiedad y estrés
    • Elegir qué carrera queremos estudiar y en qué universidad genera preocupación, estrés y ansiedad en los futuros estudiantes universitarios.

    • Contar con un segundo o, incluso, un tercer plan, que cumpla con tus expectativas, puede ayudarte a disminuir estos niveles de ansiedad.

    • Claudio Orellana, decano de la Facultad de Psicología de la U. San Sebastián de Chile, te da algunos consejos para realizar tu elección de la mejor forma posible.

La elección de una carrera para estudiar y el proceso de postulación a las distintas universidades genera estrés y ansiedad. Esto ocurre porque, ante una espera de resultados que sean acordes con los deseos de miles de jóvenes estudiantes, aumenta la expectación y la preocupación.

Ya con el puntaje en mano y el trámite en desarrollo, es importante tener en cuenta algunos consejos que el decano de la Facultad de Psicología de la U. San Sebastián, Claudio Orelllana, comparte para no desesperar ante la entrega de resultados:

  • Tener claro cuáles son las carreras que te gustan. A estas alturas del proceso es difícil o poco común que un postulante no sepa la carrera que desea, o al menos el área o ámbito que le sea más afín a sus gustos, pero siempre habrá quienes no tienen una decisión tomada.

  • Ser consciente de la puntuación obtenida y la requerida por la carrera e institución deseada.

  • Contar con toda la información de las instituciones que imparten la carrera deseada.

Con esta información, el psicólogo recomienda “rankear” las opciones y enfrentarse a las distintas posibilidades de respuesta:

  • Acabar en la carrera deseada.

  • La posibilidad óptima de terminar en la carrera e institución deseada.

  • Y, en el peor de los escenarios, estudiar una carrera, que no es la soñada, pero en la institución más anhelada.

Claudio Orellana destaca que siempre es necesario contar con un segundo e incluso un tercer plan alternativo, “lo que bajará los niveles de ansiedad al tener una variedad de posibilidades que satisfacen de igual forma las expectativas”.

Conscientes de la realidad

En todo este proceso, el académico de la USS explica que es muy importante que los postulantes tengan conciencia de la realidad y no esperar, tras una preparación insuficiente, reflejada en una baja puntuación, lograr resultados auspiciosos en el momento de la selección.

“Es transcendental la honestidad con uno mismo y el círculo cercano, y reconocer que los resultados, si bien tienen un factor de incertidumbre, hay un espacio de control relacionado con el nivel de preparación; de igual forma, tampoco esperar que en el proceso de postulación las cosas cambien significativamente”.

Así, Claudio Orellana recalca el valor de vivir la frustración y no entrar a una carrera si no se está convencido, “o sólo por satisfacer las expectativas de la familia. Lo anterior, no quiere decir que no se pueda estudiar algo que no estaba en el horizonte de posibilidades iniciales; sin embargo, hay que hacerlo teniendo claro que puede que requiera un tiempo el sentirse cómodo en esa carrera”.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.