Noticias

Adherencia al tratamiento para VIH: las consecuencias de no cumplirlo

      

Todo sobre Admisión 2018

Más info

La adherencia a cualquier tratamiento no siempre es fácil. Más aún cuando se trata de enfermedades que requieren el uso de uno o más medicamentos, en forma diaria, por un tiempo prolongado o permanente. Cifras de la Organización Mundial de la Salud advierten que tres de cada 10 personas no sigue la prescripción médica, situación que puede aumentar a 50% en el caso de los adultos mayores. 

Cuando no se toman correctamente los medicamentos, ni en dosis o por el tiempo indicado, lo más probable es que la enfermedad no pueda ser controlada de manera efectiva, originándose complicaciones médicas como descompensaciones, resistencia al tratamiento, reducción de la calidad de vida del paciente, entre otros problemas.

Y esto en el caso de las personas con VIH, toma gran relevancia considerando el curso de la enfermedad lo cual puede condicionar una situación de vida o muerte en el corto o mediano plazo. Muchos pacientes VIH positivo que están en tratamiento antirretroviral, lo dejan de lado porque se sienten con mejor salud y porque su carga viral es imperceptible. Justamente en el exceso de confianza es dónde está el peligro.  

Es más, en los últimos años en Chile se ha comenzado a observar  falla terapéutica (pacientes que no responden al tratamiento) en pacientes VIH positivo. Esto debido, principalmente a la aparición de  resistencia a los farmacos(han sido infectados con un virus que no responde a las terapias), debido a una mala adherencia al tratamiento a través de los años, algo que va en aumento y que sigue la tendencia de otros países.

¿Qué implicancia tiene abandonar el tratamiento? La adherencia tiene un componente psicológico importante y motivacional, donde el refuerzo y la constancia son necesarios, así como también una red de apoyo familiar, de la pareja o de amigos.  Pero sin duda lo más importante es el compromiso del paciente.

La directora de la carrera de Tecnología Médica de la U. San Sebastián, Fabiola Fernández, asegura que “cumplir el tratamiento tal como está prescrito es de gran relevancia, ya que no sólo implica beneficios para mejorar el estado de salud del paciente, sino también para su entorno”

Destaca que “al momento de asumir con responsabilidad un tratamiento farmacológico evitamos que el virus VIH, genere mecanismos de resistencia, que se pueden transmitir. Dichos mecanismos pueden contribuir a que el virus siga su ciclo infeccioso, sin verse afectado por el tratamiento administrado, lo cual condiciona a que cada vez la enfermedad se hace más difícil de tratar con los fármacos disponibles”.

Asimismo, la académica USS hace hincapié en que “la falla terapéutica asociada a resistencias adquiridas genera graves inconvenientes para la comunidad médica y científica ya que por una parte implica buscar nuevas opciones de tratamiento para el paciente, asociado con un seguimiento estricto y permanente, evaluando la efectividad del nuevo tratamiento. Esperando que el estado de salud del paciente no se debilite y pueda recuperar un estado de salud compatible con la vida. Así mismo la comunidad científica debe estar en constante búsqueda y generación de nuevas drogas que permitan aumentar la actual disponibilidad de medicamentos. Para dicha tarea, se debe investigar permanentemente el virus VIH, identificar aquellos tipos resistente y evaluar posibles alternativas terapéuticas.

Añade que disminuir la probabilidad de aparición de resistencias a medicamentos “es tarea de todos. Por tal motivo es indispensable seguir la prescripción médica  de dosis y duración de los tratamientos”.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.