Noticias

Mineduc, SENADIS y DEMRE dieron a conocer protocolo para que jóvenes con discapacidad rindan la PSU

      

Descubre toda la oferta académica superior de Chile

Más información aquí

A pocos días de la rendición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), la ministra de Educación, Adriana Delpiano, la subsecretaria de Evaluación Social, Heidi Berner, la subdirectora nacional del Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS), Viviana Ávila, y la directora del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), María Leonor Varas, dieron a conocer un protocolo inédito para la participación de jóvenes con discapacidad en el proceso de admisión 2018.
 
Estos cambios fueron diseñados por el Mineduc y el DEMRE, en coordinación con el SENADIS, para realizar estos ajustes que contemplan cambios en la fase de inscripción, difusión, y rendición de la PSU, beneficiando a 452 estudiantes en situación de discapacidad.
 
La ministra destacó que este trabajo intersectorial evidencia que “hoy es una política de Estado que las personas con discapacidad tengan las mejores condiciones para que sean parte de la comunidad educativa que se forma en las universidades, los institutos profesionales y los centros de formación técnica”.
 
La secretaria de Estado agregó que “hay un esfuerzo país por considerar que todas las personas tienen derecho a la educación y que es el Estado, de acuerdo a lo que señala la ley, el que tiene que adaptarse para permitir que lo ejerzan”.
 
El protocolo
 
El DEMRE, dependiente de la Universidad de Chile, realizó cambios en la fase de inscripción y difusión, modificando el momento de la solicitud de ajustes, difundiendo en formatos accesibles y ofreciendo el servicio de videointerpretación en lengua de señas chilena para posibilitar la comunicación entre las personas sordas y la mesa de ayuda del DEMRE.
 
Esto se tradujo en que cada postulante informó su situación y solicitó ajustes durante su proceso de inscripción, adjuntando documentación que avalara su requerimiento. Tras la revisión de cada caso por el equipo técnico interdisciplinario, conformado por 18 académicos y profesionales de las universidades participantes, SENADIS, el Mineduc y el DEMRE, junto con especialistas en materia de discapacidad, otorgaron ajustes a 452 estudiantes con discapacidad.
 
Dentro de los ajustes generales que contempla el proceso de admisión 2018, se establece que todos los Jefes de Locales deben ser previamente informados por el DEMRE sobre la participación de los postulantes con discapacidad en su respectivo local.
 
Los antecedentes deben ser comunicados al equipo de aplicación y se debe tener disponible información sobre estacionamientos y baños accesibles, verificando que las rutas se encuentren despejadas.
 
Durante el reconocimiento de salas, se debe acompañar al estudiante con discapacidad en el caso de requerirlo. Además de contemplar consideraciones para los días de rendición de las pruebas, previo a la llegada del o la estudiante y durante la rendición.
 
Los y las estudiantes con discapacidad visual podrán rendir la PSU en una sala individual que esté ubicada en un primer piso mediante: 1)macrotipos, 2) contar con computador con sintetizador que incluya una mesa adecuada para ese equipamiento, o 3) disponer de examinadores lectores de la prueba. Debe incluir silla separada de la mesa, y podrá rendir la prueba de selección en un tiempo adicional. El o la estudiante recibirá apoyo del Examinador para leer folleto y marcar hoja de respuestas.
 
Mientras que los estudiantes con baja audición tendrán la opción de dar la PSU en una sala común, individual, o de cinco personas; con ubicación preferente del postulante; y contar con implementos médicos (audífonos); el acompañante y el examinador para lectura en voz alta o lectura de labios.  En el caso de los sordos, para las 58 personas con ajustes en todo el país, se les dispondrá de intérpretes en lengua de señas.
 
Para los estudiantes con discapacidad física los ajustes consideran la sala común o sala de ajustes individual. Su ubicación debe ser preferente y recibir un macrotipo de hoja de respuestas, y un computador sin sintetizador para comunicación y para lectura.
 
La persona puede recibir agua y alimentos, medicamentos, implementos médicos, cubeta; mesa adecuada para silla de ruedas, mesa con escotadura o adaptada del postulante, silla separada de la mesa, silla acolchada, cojín del postulante, silla de ruedas del postulante, atril del postulante; ruta accesible; acompañante; tiempo adicional, apoyo de Examinador para leer folleto y marcar hoja de respuestas y asistente paramédico del postulante.
 
Asimismo, se consideran ajustes para estudiantes con discapacidad intelectual, así como también para estudiantes con trastornos del espectro autista. Para estos últimos, se contempla que rindan la PSU en una sala individual o con cinco estudiantes como máximo y sin estímulos, pudiendo ser acompañados por una persona de confianza, teniendo tiempo adicional y apoyo del examinador para repetir las instrucciones. Más información aquí
 
Adicionalmente, el Ministerio de Educación ha impulsado una serie de acciones para apoyar a los jóvenes en situación de discapacidad que ingresan a la educación superior. Así, junto con el trabajo en colaboración con otros servicios relacionados, se ha entregado financiamiento para 17 programas de universidades que apuntan al desarrollo de medidas que favorezcan la inclusión de estos estudiantes, y además se han entregado beneficios estudiantiles a 2.642 jóvenes, de los cuales la mitad tiene Gratuidad.

Además te invitamos a visitar los siguientes links donde encontrarás más información, tips y recomendaciones para preparar la PSU 2017.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.