Noticias

Vacaciones de invierno: preparar la PSU o descansar antes del inicio del segundo semestre

      
Es importante que descanses pero también que estudies
Es importante que descanses pero también que estudies  |  Fuente: Shutterstock

Mientras la mayoría de los estudiantes ya comienzan a planificar sus panoramas y viajes para las vacaciones de invierno,  los alumnos de cuarto medio deben definir si aprovechar este periodo para nivelar los contenidos pendientes y reforzar su preparación para la prueba, o  descansar para enfrentar el periodo de mayor estrés que se aproxima.

¿Todavía no sabes qué estudiar?

¡Descúbrelo aquí!

Una decisión compleja, ya que terminada las vacaciones comienza la cuenta regresiva para rendir la PSU. Los expertos aseguran que lo mejor es buscar un equilibrio entre el estudio y el descanso.

“Lo ideal es que los alumnos no se desconecten totalmente y que mantengan periodos dedicados al estudio. Se recomienda privilegiar aquello en lo que no se logró éxito en el primer semestre, algún ramo con promedio de notas deficiente, o bien si es preparación para la PSU, dedicarse a aquella asignatura que genera mayores dificultades”, señala Beatriz Rivera, Directora de Orientación del preuniversitario Pedro de Valdivia.

Considerando que lo habitual es que los alumnos tengan dos semanas de vacaciones, los expertos recomiendan a los estudiantes que se relajen durante los tres primeros días, aprovechando el tiempo libre y realizando actividades de ocio.

“Lo más adecuado es mantener un par de horas diarias dedicadas a revisar y ordenar, ponerse al día, completar materias, etc. Se recomienda establecer una planificación del tiempo,  programando un horario semanal. Así se pueden visualizar fácilmente las obligaciones y los tiempos libres. Se debe considerar al menos 4 horas semanales de estudio para cada asignatura, entre 16 y 20 horas, distribuidas de lunes a domingo” explica la Directora de Orientación del preuniversitario Pedro de Valdivia.

 Los expertos recomiendan también que las horas dedicadas al estudio sean intensivas; es decir, leer los contenidos hasta lograr su recordación, almacenando de forma adecuada la información para utilizarla al momento de la evaluación. Para este proceso se recomienda utilizar estrategias de estudios como nemotécnicas (esquemas, mapas mentales, mapas conceptuales, fichas y resúmenes) que permitan un repaso más expedito.

A partir del segundo semestre, se  recomienda realizar ensayos una vez a la semana. Esto permite a los alumnos lograr mayor confianza en sus capacidades, optimizar la distribución de los tiempos de resolución de las pruebas, aprender a dosificar la concentración, y regular el cansancio en cada ensayo, concluye Beatriz Rivera.

Tips para optimizar el tiempo en vacaciones de invierno



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.