Noticias

Médicos al límite: la apuesta de la USS en la formación de especialistas en urgencia

      
Los especialistas en urgencia siguen egresando de la USS
Los especialistas en urgencia siguen egresando de la USS  |  Fuente: Universia

Atender una persona infartada, mientras que a pocos metros debe asistir a un paciente que sufrió un accidente automovilístico y se encuentra en riesgo vital, no es una situación fácil, pero es el reto que a diario deben vivir los médicos que se desempeñan en los servicios de urgencia.

¿Te interesa estudiar Medicina?

Me interesa

La urgenciología es una especialidad primaria de la medicina, con desarrollo de más de 40 años en Estados Unidos que, al igual que la cardiología o la cirugía, requiere tres años de estudio y formación. La Universidad San Sebastián (USS) hace varios años está formando profesionales en este campo y recientemente graduó a la tercera generación de especialistas de urgencia, los cuales ya definieron su destino.

Se trata de siete médicos urgenciólogos, algunos de los cuales se irán a trabajar a Punta Arenas, Chillán y Concepción, entre otras ciudades. Según comenta el doctor Sergio Méndez, integrante del comité académico y profesor asistente de la USS, “el egresado en urgencia es el primer especialista con el que la población va a tener contacto” Es un especialista capacitado para atender las patologías con alto riesgo vital que afectan a la población; entregar soporte a los pacientes críticos, y resolver una amplia gama de patologías de alto impacto frecuentes, así como las de bajo riesgo, con énfasis en las necesidades biopsicosociales.

Añade que la especialidad que entrega la U. San Sebastián permite que el médico se pueda desarrollar como primer especialista en la mayoría de las emergencias de especialidad: “es un profesional capacitado para atender todas las emergencias vitales de múltiples especialidades: oftalmológicas, otorrinolaringológicas, cardiovasculares, cerebrovasculares o infecciosas. También entrega capacitación en la definición y manejo de pacientes críticos, así como en patologías menos complejas.

De ahí la importancia que tiene el desarrollo de la Medicina de Urgencia, sobre todo en zonas alejadas donde estos médicos especialistas son capaces de manejar la mayoría de las emergencias que puede requerir un paciente”, puntualiza el también coordinador de práctica en la Clínica Santa María.

Para Méndez, la apuesta que hace la Universidad al modelo de desarrollo de urgencia va de la mano de la necesidad de estar capacitando en diversas especialidades a los profesionales de la salud que trabajan en centros alejados de la academia, de ahí que “la gran mayoría de nuestros egresados están con destinación en distintos servicios públicos. Ahí hay una buena apuesta de la universidad”, comenta.

Experiencia docente

La generación 2017 de especialistas en urgenciología aglutinó diversos profesionales del país. Uno de ellos fue Magdalena Torres, médico licenciada en la Universidad Juan N. Corpas de Colombia. Luego de estar trabajando cinco años en el Hospital Regional Lautaro Navarro de Punta Arenas, emigró a Santiago a estudiar urgenciología en la USS porque “es una de las universidades que tiene mejores profesores. Está, por ejemplo, el doctor José Manuel Mardonez, reconocido médico con especialidad en medicina intensiva. De su formación han salido reconocidos discípulos y eso se destaca”, indica la joven profesional.

Asegura que de nuevo instalada en el mismo recinto hospitalario, “llego a una ciudad que tiene una costumbre de hacer las cosas iguales por años y lo que yo quiero hacer es cambiarles un poco el chip de lo que están haciendo. Es mostrarles las nuevas formas de lo que ya no se hace en pacientes infartados, por ejemplo. Es modernizar un poco la mirada de lo que actualmente se ejecuta”.

Otro de los alumnos egresados de la especialidad es Matías de la Cuadra, médico del Hospital Clínico Herminda Martin de Chillán. Formado como profesional en esta misma casa de estudios, asegura que una de las razones de estudiar este postgrado en la USS, “es porque conozco la seriedad con la que trabaja la Universidad y también porque quise seguir al equipo docente, principalmente el doctor José Miguel Mardonez, referente de la medicina de urgencia en Chile”.

Asimismo, De la Cuadra precisa que su motivación para elegir la urgencia como especialidad es que “independiente de lo técnico y lo que uno estudia, el cambio del paradigma del adecuado funcionamiento de los servicios de urgencia -principalmente en los hospitales de alta complejidad- no pasa por la falta de recursos o financiamiento, sino porque en las urgencias existan médicos, enfermeras y técnicos que les guste trabajar ahí, que no que sea un trabajo más ni extra estar allí. Es apostar a un cambio de mentalidad, de que sacrificas tres años de tu vida en prepararte para que la urgencia sea tu foco. Ahí está el gran cambio de paradigma en la urgencia”.  

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.