Noticias

6 ejercicios que te ayudarán a estudiar

      
Hacer ejercicio beneficia el aprendizaje
Hacer ejercicio beneficia el aprendizaje
  • Realizar ejercicio previo al estudio mejora el funcionamiento del cerebro.
  • Hacer una pausa al estudiar para hacer deporte ayuda a relajar el cuerpo y la mente para volver con más energía.
  • Compaginar una vida sana con enfrentarse a los exámenes es posible y beneficioso a largo plazo.

Al contrario de lo que podemos pensar, realizar ejercicio físico nos da más energía para emplearla en estudiar. A su vez, relaja el cuerpo y la mente evitando el estrés y el cansancio que pueden producir una ardua jornada de estudio.

Luego está la excusa de la falta de tiempo, pero no nos volvamos a engañar: invertir un rato de nuestro día al deporte será altamente beneficioso para nuestra memoria y para nuestro aprendizaje. Puede que cueste adaptarlo a nuestra rutina pero por los beneficios de hacer ejercicio en nuestros estudios, vale la pena.

No hace falta que vayas al gimnasio o que le dediques horas al ejercicio físico, hay ciertas actividades que podemos hacer antes, durante y después del estudio en cualquier lugar.

Gancho Cook

Ejercicio de relajación para despejar la mente. Nos ponemos de pie y cruzamos las piernas, entrelazamos las manos al frente y las traemos hacia nosotros hasta la altura del pecho mientras respiramos lenta y profundamente con los ojos cerrados.

Luego separamos las piernas y juntamos las yemas de los dedos al frente por unos instantes. Repetir durante dos minutos.

Marcha Cruzada

Ejercicio de concentración. Nos ponemos de pie, levantamos una rodilla e intentamos tocarla con la mano contraria, luego alternamos el ejercicio con la otra rodilla y con la otra mano. Hacerlo sin esfuerzo, con tranquilidad (1 Minuto).

Masaje de nudos neurálgicos

Este ejercicio ayuda a bombear sangre y oxígeno al cerebro, ideal para la concentración. La idea es colocar la mano izquierda sobre nuestro ombligo y masajear con la derecha debajo de las clavículas en las concavidades a ambos lados del esternón. Luego, cambiar el orden de las manos y así sucesivamente cada 20 o 30 segundos durante 1 o 2 minutos.

¿Puedes estudiar bajo presión? Descúbrelo en nuestro test

Hacer Test

Salir a correr o caminar antes de estudiar

Unos 20 o 30 minutos dedicados a salir a despejarnos a la intemperie nos dará mayor energía a la hora de sumergirnos en nuestros apuntes. Otorgan oxígeno y nutrientes al cerebro y por ende, mejoran su funcionamiento.

Sentadillas

Al estar varias horas en una misma posición frente al escritorio, la sangre no circula por todas las partes de nuestro cuerpo.

Podemos aprovechar el mismo sitio de estudio: nos levantamos de la silla y hacemos el ademán de sentarnos para quedarnos a centímetros de la misma durante 10 segundos (repetir unas 10 o 15 veces).

También podemos recostarnos contra la pared y realizar el ejercicio, hasta llegar a una posición de cuclillas.

Estiramientos

Entrelaza las manos y estíralas hacia el techo arqueando la columna, pero no el cuello. Mantén esta posición por 30 segundos y repite el ejercicio varias veces.

Introduciendo unos minutos de ejercicio a nuestra rutina de estudio, sacaremos mayor provecho al estudiar a la par que mejoraremos nuestra salud.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.