Noticias

Inteligencia emocional: la clave para controlar tus emociones

      
Aprender a gestionar nuestras emociones puede ayudarnos a sentirnos mejor
Aprender a gestionar nuestras emociones puede ayudarnos a sentirnos mejor
  • Son muchas las señales que pueden indicarte que debes trabajar en tu inteligencia emocional.
  • Una inteligencia emocional mal desarrollada puede traer consigo problemas en las relaciones personales.
  • La Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner en la década de los 80 fue la primera que evidenció la existencia de diferentes tipos de inteligencias. 

¿Qué es la inteligencia emocional? Seguro que has oído hablar de ella alguna vez. La primera impresión puede ser la de un concepto complejo, demasiado como para poder explicarlo de forma simple. Pero no, no es tan complicado.

La inteligencia emocional es la capacidad que tenemos para gestionar, comprender y manejar nuestras emociones. Desarrollar nuestra inteligencia emocional puede ayudarnos a mejorar nuestra relación con los demás.

Gracias a la inteligencia emocional podemos ser más comprensivos y respetuosos con los demás. Esto repercute en nuestra calidad de vida, que se hace mucho mayor, ya que nuestro estado psicológico es bueno.

Hasta hace unos años se valoraba la inteligencia lógica, esa que responde al coeficiente intelectual, pero piénsalo bien: ¿cuántas veces te has encontrado a una persona muy inteligente, o incluso superdotada, con unas capacidades sociales mínimas?

¿Quieres formarte en psicología?

Infórmate

Al igual que el coeficiente intelectual, la inteligencia mental no aparece en la misma medida en todas las personas. Pero, en el caso particular de la inteligencia emocional tenemos algo a nuestro favor, y es que puede ejercitarse. ¿Cómo hacerlo? Identificando las claves de la inteligencia emocional y trabajando en ellas.

  • Autoconciencia: Saber reconocer nuestras emociones es fundamental, solo así podemos evitar dejarnos llevar por ellas y ejercitar nuestra fortaleza mental.
  • Consciencia: Se conscientes de lo que nos sucede es muy importante, pues es la única manera de identificar y aceptar nuestra vulnerabilidad.
  • Autoanálisis: Evaluar nuestras emociones y saber identificarlas es imprescindible. Así podemos también tener claro cual es el enfoque que le estamos dando a una situación para modificarlo si es que nos está perjudicando.
  • Autocontrol: La tan preciada paciencia. Respirar hondo, reflexionar y poner distancia con algunas emociones fuertes puede ayudarnos a tener un mayor control de nuestra inteligencia emocional.
  • Empatía: La empatía es una de las claves de la inteligencia emocional más importantes. Gracias a ella somos capaces de ponernos en el lugar del otro para comprender sus sentimientos y sus reacciones ante una situación. Perderla nos hace perder también la perspectiva.
  • Automotivación: Distinguir lo que deseamos es esencial. Con la automotivación podemos proponernos nuestras metas y objetivos y dejar de lado los problemas para que no nos engullan totalmente. Este tipo de metas son las que ayudan a superar los momentos más difíciles.

Como puedes ver, desarrollar nuestra inteligencia emocional puede ayudarnos a controlar mejor nuestro estado de ánimo. Distanciándonos de esos altibajos que te llegan a desequilibrar y ayudando también a evitar caer en espirales destructivas que nos lleven de pensamiento negativo en pensamiento negativo.

Además. también nos permite tener una mejor relación con nosotros mismos y puede hacernos ver las cosas de forma positiva.

Esta buena gestión de nuestras emociones es la que buscan las empresas hoy en día. Actualmente, se conoce el valor de una persona con una inteligencia emocional desarrollada y lo mucho que puede aportar a un equipo de trabajo. Así que, ya sea por y para ti mismo como para adquirir nuevas habilidades para el terreno profesional, tómate un tiempo y trabaja en tu inteligencia emocional.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.