Noticias

Dos profesoras fusionan en el aula ideas de novelas de ciencia ficción con la realidad

      
Las novelas de ciencia ficción permiten explorar nuevos mundos
Las novelas de ciencia ficción permiten explorar nuevos mundos  |  Fuente: Shutterstock
  • La Pedagogía puede basarse en conocimientos de otras áreas para lograr una mejor formación de los estudiantes.
  • Los docentes tienen posibilidades ilimitadas por explorar a la hora de buscar nuevos recursos para sus clases.
  • Dos profesoras de asignaturas completamente distintas muestran cómo este tipo de narrativa beneficia a sus alumnos.

El mundo cambia a una velocidad asombrosa, motivado por la globalización y el constante surgimiento de nuevas tecnologías. Para seguir el ritmo de estos cambios, la Educación debe adaptarse a las nuevas realidades y así poder formar a los estudiantes para el futuro del mercado laboral.

Docentes y profesores de todas las áreas saben que, gracias a las flexibilidades que ofrece la Pedagogía y la creciente necesidad de ofrecer aprendizaje personalizado a los gustos y las necesidades de los estudiantes, pueden apoyarse en recursos externos para realizar sus labores.

La narrativa es uno de los recursos más empleados por los docentes a lo largo de la historia de la Educación. Este género literario que recoge una serie de hechos expresados en la voz de un narrador, utiliza descripciones y narraciones para contar historias.

Saliendo de lo clásico, dos docentes de instituciones y materias diferentes, han sumado a la lista de "conocimientos útiles para la Pedagogía" un nuevo elemento: la ciencia ficción.

Este género literario especulativo derivado de la literatura de ficción relata acontecimientos y sucesos ocurridos en escenarios imaginarios que se crean basándose en conocimientos de ciencias físicas o naturales.

Las historias de viajes al espacio, revoluciones de máquinas, epidemias masivas e incluso invasiones zombis han demostrado ser verdaderas aliadas de los docentes al momento de transmitir determinados conocimientos.

De hecho, dos docentes específicas han desarrollado estrategias que así lo demuestran.

Ciencia ficción para ingenieros

Sophia Brueckner trabaja también como profesora asistente en la Escuela de Arte y Diseño Stamps de la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

Su clase se denomina Prototipos de Ciencia ficción. Desde allí, enseña a estudiantes de Ingeniería las ventajas que introducirse en el mundo de la ciencia ficción puede tener para su carrera.

En estos encuentros Brueckner intenta hacer que sus estudiantes se cuestionen las posibilidades existentes para el futuro, para inspirarlos a construir las tecnologías que efectivamente cambiarán la forma en que vivimos. Este pensamiento surge de la lectura de diversas novelas de ciencia ficción.

¿Te interesa ser Profesor?

Conoce más sobre esta profesión

Ciencia ficción para crear futuro

Amanda Licastro se desempeña como profesora asistente en la Stevenson University de Maryland.

Desde su lugar se propone inspirar a los estudiantes para que empleen nociones de ciencia ficción en sus cursos de escritura, y al mismo tiempo, para que imaginen cómo será el futuro de la educación y de la lectura misma en unos años.

El contexto en el que transmite estas enseñanzas no es el más adecuado, pues muchos de sus alumnos provienen de zonas rurales de Maryland en las que el contacto con la tecnología es complejo.

Al momento de diseñar su plan de estudios, esta docente implementa específicamente el uso de Realidad Virtual y Ciencia Ficción, combinación con la que permite a sus estudiantes no solo imaginar nuevas realidades sino visualizarlas.

Ciencia ficción en el mundo educativo

Esta tendencia de combinar Ciencia Ficción con educación se extiende a lo largo de diferentes universidades. De hecho, en numerosas iniciativas se busca que el nivel de imaginación que permite este género ayude a diseñar la educación del futuro.

La Universidad de Stanford es un claro ejemplo de ello. Mediante el trabajo de estudiantes, docentes y toda la comunidad educativa esta universidad ha presentado su iniciativa denominada Stanford 2025. A través de esta plataforma se puede proponer cómo será el futuro de la educación, y diseñar un modelo que responda a los retos y necesidades de los estudiantes actuales.

Por su parte, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey desarrolló TecPrize. Este proyecto busca que los estudiantes locales, pero también internacionales, presenten propuestas innovadoras que permitan mejorar la educación mediante la tecnología.

Mediante concursos y diferentes premios, los estudiantes son invitados a enviar sus propuestas en forma de cortos cinematográficos o novelas gráficas.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.