Noticias

¿Es necesario usar el celular en las salas de clases?

      
El uso del teléfono móvil en el aula puede tener efectos positivos.
El uso del teléfono móvil en el aula puede tener efectos positivos.  |  Fuente: Shutterstock
  • El teléfono móvil está cada vez más presente en la vida de los jóvenes y adolescentes.
  • Los docentes se encuentran ante el desafío de controlar y/o limitar su uso en el aula.
  • Algunos expertos creen que estos pueden generar reacciones positivas en los estudiantes, mientras otros se oponen a su uso en clase.

El uso del teléfono móvil se ha incrementado a nivel mundial, y Chile no es la excepción. De hecho, Chile es uno de los países más conectados a internet, y sus usuarios emplean mayoritariamente el teléfono móvil para conectarse.

El último Estudio de Móviles en Latinoamérica realizado por IMS permitió demostrar que el 71,7% de los chilenos cuenta con acceso a internet, además, este estudio permitió demostrar que los jóvenes de entre 18 y 35 años son los que utilizan en mayor medida los dispositivos electrónicos.

No es de sorprender que, con semejantes cifras, los teléfonos móviles se hagan presentes en prácticamente todos los ámbitos de la vida humana. El aula no es la excepción, y poco a poco los teléfonos han logrado ingresar a este espacio donde las distracciones no son bien vistas.

¿Qué deben hacer los docentes? ¿Permitir o rechazar su uso? ¿Qué puede aportar el uso del móvil a los estudiantes? ¿Y al sistema educativo en general?

¿Te interesa ser profesor?

Conoce más sobre esta profesión


Eliminar los móviles del aula

La mayoría de los docentes prefieren eliminar o limitar el uso de los celulares dentro del aula por considerarlos elementos de distracción, y por conocer que estos pueden generar adicciones en los estudiantes. De hecho, acostumbran confiscar los teléfonos a los estudiantes que se atreven a romper esta norma implícita de que los teléfonos deben permanecer guardados mientras se escucha la clase.

Sin embargo, de acuerdo a un reciente estudio de la Universidad de Administración de Singapur permitió demostrar que al quitar el móvil a estudiantes universitarios estos obtienen peores calificaciones. Esto se explica porque, en cierta forma, el miedo a perderse algo (conocido como síndrome FOMO) y la preocupación por no tener el móvil a mano, terminó por disminuir su capacidad de concentración.

 

Permitir los móviles en el aula

Los expertos en educación digital creen que esta es una batalla perdida y, además, innecesaria entre docentes y jóvenes. Especialmente con la generación del milenio.

Los jóvenes millennialsnativos digitales por excelencia, quieren mantenerse actualizados todo el tiempo y garantizar su independencia. Ambos elementos los brinda el teléfono móvil.

Por lo tanto, quienes sostienen que permitir el ingreso de teléfonos móviles al aula, recomiendan comenzar a comprender las utilidades que estos tienen y emplear estrategias que permitan adaptar su uso a las necesidades de clase. Es decir, permitir que los estudiantes busquen información, accedan a documentos en línea o manejen determinadas aplicaciones con fines didácticos mediante el uso de su propio móvil.

Estos dispositivos son especialmente útiles para fomentar el aprendizaje colaborativo y los sistemas de ayuda entre estudiantes, y al mismo tiempo, facilitan enormemente el desarrollo de planes de educación a distancia. En el mismo sentido, algunos de estos docentes fomentan incluso el uso de redes sociales dentro del aula.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.