Noticias

Quejarse puede enfermarnos más de lo normal

      
Al pensar negativo con frecuencia estamos condicionando, a través de sinapsis, a nuestro cerebro a funcionar de cierta manera
Al pensar negativo con frecuencia estamos condicionando, a través de sinapsis, a nuestro cerebro a funcionar de cierta manera  |  Fuente: Shutterstock

A partir de su experiencia personal, fue que el escritor, ingeniero y psicólogo estadounidense, Steve Parton propuso esta teoría. Cuenta que en su primer año en la universidad se sintió colapsado por todas las presiones a las que estaba sometido, y fue allí, cuando se dio cuenta de que era su actitud lo que estaba fallando. Por lo que, realizó un cambio en la manera que se afrontaba a la vida, un nuevo camino que hoy declara que lo ha llevado a la felicidad.

¿Te interesa la Psicología?

Me interesa

A continuación te presentamos cuatro aspectos, que según Parton, describen esta situación:

1.- Función de la sinapsis: nuestro cerebro realiza constantemente sinapsis, es decir, las neuronas se conectan entre ellas y desprenden una sustancia química, con esta establecen un puente por el que se desliza una corriente eléctrica, lugar por donde se transmite la información.

Este proceso ocurre cada vez que pensamos. Por lo tanto, al pensar negativo con frecuencia estamos condicionando, a través de sinapsis, a nuestro cerebro a funcionar de cierta manera.

2.- Quejas constantes: Si nada nos gusta y reclamamos constantemente provocamos que  nuestro cerebro no le encuentre nada bueno a la vida. Lo moldeamos a nuestro parecer creando un mundo distinto al real, donde nada marcha bien y los problemas abundan.

3.-Mente enferma, cuerpo enfermo: Estar de mal humor disminuye el sistema inmunológico y aumenta la presión arterial haciéndonos más propensos a las enfermedades. Por ejemplo, problemas cardíacos, obesidad y diabetes.

4.- Entorno positivo: No solo nuestras quejas pueden ser las culpables de enfermarnos, sino también las de las personas que nos rodean. Al recibir la negatividad o tristeza de otro nuestro cerebro trata de asimilar la situación y sentir empatía. Siendo perjudicial para nuestra salud mental. ¡Rodéate de gente positiva!

Por tanto, pensar negativo y quejarse todo el tiempo solo te enfermará no solo físicamente, sino que también mental. Cambia de actitud y sé feliz.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.