Noticias

8 motivos para renunciar a tu trabajo

      
¿Es hora de renunciar a tu trabajo?
¿Es hora de renunciar a tu trabajo?  |  Fuente: Shutterstock

 "La única forma de hacer un trabajo genial, es amar lo que haces", dijo el legendario Steve Jobs en un célebre discurso que pronunció ante egresados de la Universidad de Stanford en el año 2005. El gurú de la tecnología, como tantos otros, solía hacer hincapié sobre el gran lugar que ocupa el trabajo en nuestras vidas, y aseguraba que mantenerse mucho tiempo en tareas insatisfactorias podía tener consecuencias nefastas a nivel mental y físico. 

 Ingresa tu CV en Universia y accede a todas las ofertas de empleo 

¿Odias tu empleo? ¿Sientes que tu crecimiento profesional está truncado? Renunciar a tu empleo puede sonar como una medida radical, pero muchas veces es necesaria. Aquí te dejamos 8 motivos válidos para dejar tu trabajo por voluntad propia, publicados por los portales Business Insider y LinkedIn

Tus ideas son ignoradas

Por más novato que seas, tus ideas merecen ser escuchadas, siempre y cuando sean presentadas con el debido respeto. Si tus propuestas son constantemente ignoradas, o incluso desechadas, debes plantearte qué tanto te valoran en la empresa. 

Sientes que no tienes ningún objetivo claro

¿Quien puede encontrar algún tipo de motivación para trabajar sin siquiera saber qué hacer? Tu rol y las tareas que debes desempeñar deben estar claras desde un principio. 

No tienes ninguna posibilidad de crecer

Si la empresa en la que trabajas no te ofrece ninguna posibilidad de crecimiento o ascenso, al menos en el mediano o largo plazo, es mejor que reconsideres tu futuro allí. 

No estás aprendiendo nada

Siguiendo en línea con el punto anterior, si al menos no tienes posibilidades de ascender, debes tener posibilidades de aprender cosas nuevas, ya sea a través de cursos o cualquier otra herramienta de capacitación. 

Te critican en público

Los errores deben ser mencionados, es verdad, pero siempre para que se transformen en críticas constructivas. Si recibes agresiones o burlas públicas, nunca te sentirás cómodo en ese ambiente de trabajo. 

No sociabilizas con nadie 

Todos necesitamos alguien a quien acudir en el ámbito laboral. Si no cuentas ni siquiera con un colega que consideres aliado, es muy difícil que logres adaptarte o pasarla mínimamente bien. 

No te agradecen

Todo el mundo necesita un mínimo reconocimiento. Esto no quiere decir que se deshagan en elogios, pero si nunca escuchaste un simple "gracias" de la boca de tu jefe, el trato ya no está siendo normal. 

No tienes ganas de levantarte por la mañana 

Pocas sensaciones son más difíciles de sobrellevar que ese sentimiento de despertar por la mañana y no tener ganas de moverte de la cama. Este tipo de situaciones no debe prologarse por mucho tiempo, dado que acumularás unos niveles de estrés que pueden repercutir en tu salud física y mental. 

Lee más
» Cómo impresionar a un reclutador en 5 pasos
» Conoce el test de orientación profesional de Universia
» Qué debo hacer ante un despido 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.