Friday :: 31 / 10 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia : Curicó

Zapallo butternut orgánico muestra alto potencial para exportación

Gracias a un proyecto financiado por FIA en la Región del Maule, se espera enviar cinco contenedores de este producto a Estados Unidos, mercado donde se proyecta una demanda creciente.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

Lograr consolidar en el mercado internacional el zapallo butternut fresco orgánico, fue uno de los principales resultados del proyecto “Producción orgánica de hortalizas para la agroindustria del deshidratado”. Iniciativa que permitió exportar un contenedor de zapallos frescos a EE.UU, cifra que se espera aumentar a cinco en la temporada 2011.

El proyecto —que comenzó el 2006— fue ejecutado por la empresa Surfrut con el apoyo del Ministerio de Agricultura, a través de  la Fundación para la Innovación Agraria (FIA). Agrupó a pequeños productores de la Región del Maule, con el fin de aumentar sus utilidades financieras a través de la transferencia de una metodología de producción de hortalizas orgánicas certificada con mayor valor agregado para uso agroindustrial.

Fue así como se logró exportar cuatro productos nuevos: pimiento, tomate, apio y zucchini deshidratado. A esto se agregó el zapallo butternut fresco, que a pesar de no estar considerado al principio del proyecto, tuvo un muy buen recibimiento en el extranjero.

“Actualmente, existe una gran demanda de este producto en Canadá, por lo que se piensa cultivar 6 hectáreas de zapallo butternut orgánico esta temporada, esperando obtener 360 toneladas de producto a un precio que permite utilidades para la empresa y los agricultores”, señaló el coordinador del proyecto, Felipe Torti.

Las proyecciones son incrementar el volumen con la producción de 15 ó 20 hectáreas anuales.

Otro negocio que se desarrolló fue el del tomate para deshidratado, estimándose una producción de 6 toneladas. “A pesar del alto costo de producción un nuevo cliente estuvo dispuesto a asegurar un precio adecuado para la empresa y para los agricultores, por lo que se espera que éste negocio aumente gradualmente en los próximos años”, agregó el coordinador del proyecto.

Junto con ello, se espera avanzar en la idea de exportar pimentones frescos por barco a Estados Unidos.

Las otras especies cultivadas y exportadas como deshidratados (pimentón, apio y zapallo italiano) si bien fueron demandas por clientes en EE.UU. y Europa, los sobreprecios obtenidos no fueron suficientes para mejorar la rentabilidad de los mismos productos cultivados convencionalmente.

Al respecto, la ejecutiva de Innovación Agraria de FIA y supervisora de la iniciativa, Paulina Erdmann, indicó que “gracias a este proyecto hoy existe información completa y detallada sobre los costos de producción y los rendimientos esperados para cada especie hortícola cultivada en el proyecto. Y  se pudo demostrar que es posible producir hortalizas orgánicas certificadas para deshidratado en apio, tomate, pimentón, zapallo italiano y zapallo butternut”.

En tanto, Felipe Torti, añadió que “fue un proyecto con un alto componente de innovación y riesgo. Antes de este proyecto no se habían cultivado hortalizas orgánicas para deshidratado y demostramos que sí se pueden hacer estos cultivos”.

Posicionando los alimentos orgánicos

Sin embargo, además de los negocios que se lograron establecer gracias a este proyecto, para los ejecutores también fue importante que todos los productores conocieran un nuevo sistema productivo, lo que generó un convencimiento acerca de los beneficios de producir en forma más saludable para los consumidores, medioambiente y trabajadores.

Los propios agricultores aprendieron técnicas para control de plagas como, por ejemplo, el té de ortiga o los extractos de ajo y ají. Algunos de ellos pudieron comprobar que estos insumos autoelaborados funcionaban tan bien que los implementaron en sus cultivos convencionales.

Se capacitaron, además, en el uso de un nuevo sistema de control de malezas: los flameadores, y conocieron las ventajas de aplicar compost en sus suelos y del control biológico, lo que llevó a que muchos de ellos deseen seguir produciendo en forma orgánica en el futuro.

Por otra parte, gracias a esta iniciativa se contribuyó al posicionamiento de la agricultura orgánica a nivel regional y nacional, lo que sirvió de base para desarrollar el Programa Territorial Orgánico (PTO) de la Región del Maule y del Biobío. A esto se agrega la conformación de la Comisión Regional de Agricultura Orgánica en esa región y la creación de la primera Feria Agroecológica ejecutada por el PTO en Curicó, durante los meses de febrero a abril.

También se estuvo presente en Biofach Nuremberg, la feria de productos orgánicos más importante del mundo. Esto ayudo al posicionamiento de Chile como un exportador de alimentos orgánicos en la Unión Europea.

Edición: Universia / RR






RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad