Noticias

Cómo manejar el estrés postraumático tras un desastre natural

      
Foto: Universia
Foto: Universia

Si hay algo que diferencia a los sismos de otros fenómenos naturales es la imposibilidad de predecirlos. Los notables avances en el desarrollo tecnológico y la investigación científica en materia geológica, aún no son suficientes para evadir el factor sorpresa.


Si a ello se suma una elevada intensidad, como la del 27F o esta semana en el norte del país, entonces el terremoto se convierte casi en forma inevitable en un evento traumático para la población, además de destructivo.

 

Lee también 

» Científicos chilenos estudian nueva terapia para borrar recuerdos traumáticos
» Temblores en el norte: ¿Cuáles son las posibilidades de que ocurra un terremoto?
» Traumas post terremoto: el recuerdo del 27F  

 

Las investigaciones científicas sugieren que frente a los desastres naturales las respuestas de sus sobrevivientes suelen ser muy distintas entre sí en la medida que cada sujeto le asigna un sentido diferente para adaptarse. Aflora entonces lo que expertos denominan como estrés postraumático.


“Tras un gran movimiento sísmico como el ocurrido esta semana puede hablarse de una pequeña exposición emocional de la persona, que le significa poner todas sus capacidades personales para salir de esa emergencia”, asegura el docente de la Universidad Autónoma de Chile  y magíster en Psicología Aplicada, Víctor Cabrera.


Se estima que una de cada siete personas manifiesta síntomas recurrentes que se convierten en crónicos, incluso tres meses después de ocurrida la tragedia: insomnio, crisis de pánico o tendencias suicidas. Es el estrés postraumático. “Esto tiene que ver mucho con el entrenamiento en situaciones de emergencia y con cómo vamos preparando a la gente para enfrentar situaciones de estrés en forma adecuada”.


¿Cómo detectar una crisis de pánico?


No sobrediagnosticar y consultar a un especialista frente a ciertos síntomas, son parte de las recomendaciones que dió el jefe de la Unidad de Psicotrauma del Hospital del Trabajador, Rodrigo Gillibrand, frente al aumento de cuadros de ansiedad y crisis de pánico en el norte del país luego del reciente terremoto y sus réplicas.


Las crisis de pánico son un cúmulo de síntomas de presentación súbita que se caracterizan por taquicardia o palpitaciones, sensación de falta de aire, temblores en el cuerpo, mareos, sensación de desvanecimiento, temor intenso, sensación de que se va a perder el control o que uno podría perder la razón, ganas de salir arrancando, desesperación, llanto descontrolado y síntomas físicos como desmayos.


Recomendaciones para enfrentar posibles crisis de ansiedad


- Que su regreso a la rutina sea paulatino cuidando la comunicación estrecha con sus seres queridos.

- Es necesario que retome la actividad normal dentro de lo que la crisis global lo permita. Se ha demostrado que el apoyo social y la rápida vuelta a las actividades habituales (colegio, trabajo) llevan a una recuperación emocional más rápida.


- Si usted tiene problemas para dormir, recuerde que lo principal es no automedicarse. Algunos consejos que pueden ayudar a la higiene del sueño son no dormir siestas, tratar de ordenar horarios para dormir, etc. En caso de que estas medidas generales no den el efecto esperado y el insomnio sea severo (dificultades pequeñas en el sueño son esperables), se sugiere consultar con profesionales de salud.


- No toda respuesta a un evento traumático es una enfermedad. El estrés postraumatico se produce sólo un mes después del evento y es un trastorno severo e invalidante que amerita tratamiento psiquiátrico.


- No hay que sobrediagnosticar, en caso de síntomas intensos o discapacitantes debe consultar a especialistas. No toda persona que sufre un evento traumático queda traumatizado.


- En los niños también pueden aparecer angustias e inseguridades, llanto, aumento de la necesidad de aferrarse, alteraciones en el sueño y otros. En un país sísmico este tipo de eventos deben ser parte de la cultura educativa, por lo que deben saber qué es lo que está sucediendo.


- No exponga a los niños a imágenes que puedan resultar demasiado fuertes cuando pueda evitarlas.


- Los adultos mayores también necesitan apoyo especial, por sus dificultades físicas o en caso de que tengan enfermedades crónicas que puedan descompensarse por eventos estresantes (como hipertensión o diabetes). No olvidar entregarles sus medicamentos, preocuparse por ellos, cubriendo sus necesidades.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.